Brawn y Mercedes GP ayudan a un joven de inglaterra


Matthew James, un chico de 14 años de inglaterra, nació sin mano izquierda. Es un gran aficionado al motor y un día pensó en escribirle una carta a Ross Brawn, jefe de Mercedes GP, pidiéndole ayuda para que le pudieran pagar una mano biónica para poder vivir mejor. En esa carta prometía que colocaría la estrella plateada de Mercedes como símbolo de agradecimiento si finalmente le ayudaban.Ross Brawn quedó conmovido con esa carta y decidió ayudar a cumplir el sueño de ese aficionado.

La mano biónica costó alrededor de 40.000 libras esterlinas y el equipo Mercedes trabajó con Touch Bionics para personalizar una mano i-LIMB, una de prótesis más avanzadas del mundo.  La mano que funciona con una especie de bluetooth permite al usuario controlar los dedos biónicos gracias a dos electrodos colocados en los músculos del brazo.Gracias a ella, ahora Matthew puede hacer tareas normales y cotidianas de una persona con una mano normal. Por ejemplo puede atarse los cordones de los zapatos, ponerse el cinturón, jugar con una pelota e incluso usar un lápiz para escribir o dibujar. El chico está encantado.

Sin duda, un gesto muy bonito por parte de Brawn y su equipo que demuestran que la Formula 1 puede ser más que un simple deporte.