Incluso ellos dan el título por perdido…


Y es que es así. Hamilton y Alonso han dicho que el título ya está perdido y de nuevo se lo llevará Vettel. Es casi imposible que alguien le quite el trofeo al alemán ya que Lewis está a 89 puntos del líder y Fernando a 99. Un dato: Para que Alonso llegase a la posición del alemán, debería contar de que este no acabase 4 carreras y que el español ganase esas 4. Siempre sin contar con Button, Webber o Hamilton, los otros candidatos al título.

Esto es lo que han dicho:

Fernando Alonso:“El Campeonato no está en nuestros cálculos. Si alguien piensa que podemos ganar el Campeonato estando ocho décimas detrás de Red Bull, es que no entiende la Fórmula 1″.

Lewis Hamilton:“Lo tiene más o menos ganado. Se ha terminado realmente, en el sentido del Campeonato. A menos que no termine (Vettel) las próximas 10 carreras, lo cual es muy poco probable, entonces se ha ido (el título). Simplemente no podemos vencer a Red Bull en este momento. Tendrían que salirse de la pista para que les ganase. Ha habido una diferencia de un segundo por vuelta hoy. Esto es simplemente ridículo”.

Mientras, Sebastian Vettel dijo lo siguiente:

Sebastian Vettel: “No me fijo en la diferencia de puntos, es una temporada larga. Obviamente hemos tenido un comienzo de temporada espectacular. Continuaremos así, tomando cada carrera como venga. Evidentemente no tenemos que tomar demasiados riesgos para ganar, pero el objetivo sigue siendo ganar carreras. Tenemos que seguir haciendo lo que hacemos, y mantener el hambre de ganar carreras y el deseo de cada vez ser mejores y mejores. Si tenemos la oportunidad de ganar, entonces tenemos que cogerla. Si llega el día en el que no somos lo suficientemente competitivos, y somos lo suficientemente buenos para ser terceros, tenemos que terminar terceros y no séptimos”.

Y esto que ha dicho de terminar terceros y no séptimos, es lo que deben hacer Ferrari o Mclaren, si quieren ganar, dejaos de tonterías y quedar terceros y no séptimos ya que una sola carrera con un resultado tonto en el que pierdas un solo punto, puede resultar fatal en la última carrera como pasó en 2010 al ganar Vettel el mundial por 2 puntos de diferencia sobre Alonso.